Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Shangái

Shanghái, centro financiero y portuario chino, entró en confinamiento durante nueve días, que están por cumplirse, mientras evita el movimiento de las navieras.

 

El cierre iniciado pasado el fin de semana debido a nuevos brotes del Covid-19, comenzó a presionar ahora, la disruptiva cadena de suministros, entorpeciendo el movimiento de las grandes navieras y el transporte de carga y descarga en las múltiples terminales portuarias de la isla.

 

Para Aribel Contreras, coordinadora de la licenciatura de Negocios Globales de la Universidad Iberoamericana, este nuevo confinamiento genera “la misma situación que se vivió al inicio de la pandemia: una afectación fuerte al comercio internacional”.

 

Si bien estos nueve días no se vislumbra un alza en tarifas de fletes, de prolongarse el confinamiento, quizá las navieras se inclinarán a la ley del mercado a mayor oferta corresponde aumento de fletes, dijo.

 

Ana Azuara, especialista en Commodities de Grupo Financiero Base, consideró que con el cierre de la terminal portuaria se espera un efecto temporal de corto plazo en el comercio, el cual probablemente será negativo, aunque moderado.

 

Advirtió del riesgo por la reducción en la capacidad de los puertos, la cual aún no se ha confirmado. Esto, “daría una nueva interrupción en el flujo de suministros para el sector manufacturero global, pues por los puertos de Shanghái y Shenzhei se exportan todo tipo de bienes a todo el mundo”.

 

El transportista danés Maersk dijo que el cierre de la terminal portuaria dañará gravemente los servicios de transporte por carretera y aumentará los costos de transporte, lo que provocará "un tiempo de entrega más largo y un posible aumento en los costos de transporte, como la tarifa de desvío y la tarifa de autopista".

 

El principal puerto chino mueve anualmente 47 toneladas de carga de contenedores de 20 pies y los buques que llegan o salen de la terminal portuaria tienen como destinos Europa, y en América se inicia con Canadá, Estados Unidos, los puertos de Long Beach y California, México y Latinoamérica.

 

El confinamiento se llevará a cabo en dos etapas, con restricciones en el lado este de la ciudad desde este lunes y hasta el 1 de abril, y en el lado oeste del 1 al 5 de abril. El transporte público será suspendido y las empresas y fábricas deberán detener sus operaciones o trabajar de forma remota, dijeron las autoridades.

 

Las autoridades chinas confirmaron que este 29 de marzo en Shanghái se contabilizaron 5,402 nuevos casos de Covid-19 de la variante Ómicron.

 

Edna Herrera

Siguenos en

Facebook Twitter