Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Terminales

A medida que la carga se recupera, las terminales de la costa oeste, están disminuyendo la estadía de contenedores, que en abril llegaron a 890 mil TEU's. 

 

Por ello es que los puertos de Los Angeles y Long Beach, han aplazado una vez más la aplicación de una tarifa de almacenaje de contenedores hasta el 13 de mayo.

 

Los directores ejecutivos de estos recintos, los más importantes de los EE-UU., decidieron reevaluar la implementación de tarifas debido a que las terminales han experimentado una disminución combinada del 47 % en la estadía de la carga en los muelles.

 

Mientras esto ocurre, Gene Seroka, director del puerto de Los Angeles, estimó que el volumen de carga de abril será de aproximadamente 890,000 contenedores de veinte pies, lo que lo convierte en el segundo abril más activo en la historia del recinto y solo está por detrás de la marca de 946,000 TEU de abril pasado.

 

De manera que realizarán un monitoreo durante estas semanas para determinarlo.

 

Según la política temporal, se puede cobrar a los transportistas marítimos por cada contenedor de importación que permanezca nueve días o más en la terminal.

 

Sin embargo, actualmente, no se ha fijado una fecha para iniciar el conteo con respecto al tiempo de permanencia del contenedor.

 

Los puertos planean cobrar a los transportistas marítimos 100 dólares por contenedor, aumentando un alza de 100 por caja al día hasta que el contenedor salga de la terminal.

 

Cualquier tarifa recaudada de la carga residencial se reinvertirá en programas diseñados para mejorar la eficiencia, acelerar la velocidad de la carga y abordar los impactos de la congestión.

 

Reunión

 

En tanto, Seroka, abrió una reunión a la prensa con el Presidente y Director Ejecutivo de la Asociación Marítima del Pacífico (PMA), Jim McKenna, en la que se discutió una amplia gama de temas, incluida la próxima negociaciones de contratos de trabajo.

 

La PMA representa a 70 transportistas marítimos, operadores de terminales y compañías marítimas que hacen negocios en los 29 puertos de la Costa Oeste.

 

McKenna habló sobre los desafíos de operar durante una pandemia, la capacitación de la fuerza laboral y las próximas negociaciones de contratos que comienzan la próxima semana.

 

En su oportunidad, Seroka señaló que a pesar de los bloqueos por COVID-19 en partes de China, no ha habido cambios dramáticos en la cantidad de embarcaciones o carga que salen de China.

 

“Si bien las condiciones podrían cambiar”, dijo Seroka, “no preveo un colapso en el comercio transpacífico. Lo más probable es que veamos una pausa en el volumen con un rebote bastante rápido cuando finalicen los bloqueos”.

 

Edna Herrera