Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Durante la conferencia mañanera de este lunes 10 de enero Andrés Manuel López Obrador, comentó que la directora del SAT acudirá el jueves 13 a explicar la devolución del IVA al ferrocarril Kansas City Southern de México (KCSM), por la compra de la Línea del Noreste en 1996.

Como en la mayor parte de los temas de economía o finanzas, López Obrador se equivoca, si se toma en cuenta que, en 2005, KCSM no era el concesionario principal de la línea, sino su socio mexicano TFM.

Es un hecho que el gobierno resolvió devolver más de 900 mdd a Transportación Ferroviaria Mexicana (TFM), de José Serrano, tras haber pagado unos 1, 500 mdd por la concesión, por cierto, a un precio sobrevaluado.

Después de casi una década de juicios, al revisar la cuenta de 2005, la Auditoría Superior encontró que el gobierno aceptó devolver a TFM casi 13 mil mdp o 900 mdd a valor de entonces, por concepto de IVA, lo que hasta hoy no se sabe si fue pagado al fisco en realidad.

Lo que es un hecho, después de haber pasado por tantos tribunales y juicios, es que al menos legal sí fue la devolución, cuyos recursos, no se sabe si fueron devueltos por el gobierno, los tomó a cuenta de más pagos de impuestos a Grupo TMM o TFM o que final tuvieron cuando se transfirió la propiedad.

También se ve claramente que los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón, fueron los que al final firmaron los recibos para devolver el IVA, un hecho que bien servirá para una campaña mediática más del aparato propagandístico.

Más allá de la política es cosa juzgada el hecho que la sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TSJF), entregará un certificado por 2 mil 111 millones de pesos o 900 mdd, “para el pago de impuestos, de derechos, productos y aprovechamientos federales y accesorios relativos”, informo por entonces TMM a la BMV.

Al final del día ni la devolución del IVA más grande la historia, pudo salvar a Grupo TMM, que agobiado por la deuda del ferrocarril, vendió su división de puertos, la naviera TMM Lines y al final el 51% de la concesión a KCSM que ya tenía el 49%.