Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Siguenos en

Facebook Twitter
Tren Ligero

El Tren Ligero de la CDMX continúa implementando mejoras en su infraestructura, a medida también se vuelve más competitivo como transporte eléctrico.

 

Adriana Palacios Mata, subdirectora de Transportación del Sistema de Transporte Eléctrico de la Ciudad de México, expuso que las mejoras en la operación y mantenimiento con los trabajos de modernización se reflejan en la operatividad, en costos y en la seguridad.

 

Durante su participación en el Seminario de la Asociación Mexicana Ferroviaria (AMF), la funcionaria destacó que con la modernización del transporte eléctrico se logró el aumento de la velocidad promedio hasta 70 kilómetros en los tramos largos de Tasqueña a Xochimilco.

 

Así como la reducción de tiempos de traslado de 80 a 66 minutos su recorrido, y mayor seguridad en la circulación de los trenes, y unificamos a un solo tipo de vía para toda la línea, y la disminución de los costos de mantenimiento.

 

Recordó que la compañía alemana de ingeniería, SIEMEMS realizó las modificaciones de las ruedas al adelgazarlas 47% para, posteriormente, en 1984, tener una vía rígida basada sobre concreto; luego, en 1988, se cambió a vía elástica sobre balastro y durmientes.

 

Para 1990, “se realizaron en las vías férreas la sustitución de aparatos de garganta profunda y puntas de aguja larga, y con ello se han solucionado problemas operativos que se presentaban como algunos descarrilamientos”.

 

Además, se realizaron trabajos de drenaje y solucionar la desnivelación de las vías para lograr una adecuada velocidad.

 

Actualmente, este transporte tiene en marcha el proyecto “para la actualización de la regulación del tráfico, que es un proceso que ha llevado el tren ligero y todavía falta por reforzar”.

 

Edna Herrera