Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Carta Porte

Tras haber entrado en vigor el 1 de enero de este año, la nuevo Carta Porte, el periodo de transición fue extendido por el gobierno hasta el 30 de septiembre.

 

Para el sector de transportes esta prórroga le será suficiente para una mejor adopción y cumplimiento de la factura con complemento para evitar las sanciones correspondientes.

 

“Este tiempo nos permite resolver las problemáticas presentadas en los modos de transporte: aéreo, ferroviario, marítimo, multimodal y de especialidades como paquetería, mensajería, así como traslado de valores”, dijo Felipe De Javier Peña Dueñas, presidente de la Comisión de Transportes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

 

Este trámite fiscal es obligatorio en el movimiento nacional y el comercio internacional desde enero y, aseguró, las empresas están haciendo lo suyo para cumplir con él y evitar las sanciones de tipo fiscal, como la no deducibilidad de fletes por no contar con el complemento y caer en la presunción de contrabando que es causal penal.

 

El SAT dispuso que incumplir con los requisitos fiscales al momento de su expedición podría representar multas para los porteadores de la carga de entre 17,020 a 93,330 pesos.

 

Por casos de reincidencia, las autoridades fiscales podrán, además, clausurar el establecimiento del contribuyente por un plazo de tres a quince días. También se aplicarán multas de 1,490 y hasta 2,960 pesos a los contribuyentes que tributen conforme al Título IV, Capítulo II, Sección II de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

 

Refugio Muñoz, vicepresidente ejecutivo de la Canacar dijo que se realizó una encuesta que reveló que el 75% de los transportistas de todos los tamaños están emitiendo la Carta Porte y su complemento.

 

 “A nuestro sector les exhorto que aprovechen hasta septiembre para la mejor adaptación y llenado de la Carta Porte y Complemento, y no caer en las sanciones que serán vigentes al terminar el plazo otorgado”, dijo.

 

Actualmente, la iniciativa privada trabaja con el SAT en el propósito de combatir el robo y la informalidad que es la esencia de la Carta Porte, pero su implementación debe de ser clara y más ágil, añadió Felipe De Javier Peña Dueñas.

 

Agentes aduanales

 

Los agentes aduanales son prestadores de servicios que “no son dueños de la carga, pero sí son depositarios de ella para su traslado, y tienen que cuidar bajo qué criterios pueden compartir la información que les confían sus clientes como son los importadores”, dijo Peña Dueñas.

 

“El agente aduanal, marítimo, naviero, se encuentran en medio de la cadena al ser representantes de la carga y proporcionan los datos como valor de la carga, fracción arancelaria y el destino, entre otros rubros”, acotó.

 

Para Refugio Muñoz “los agentes aduanales interactúan con el sector del transporte de carga y nos deben proporcionar la información que necesitamos para poder emitir el trámite fiscal como cualquier cliente”.

 

Edna Herrera

Siguenos en

Facebook Twitter