Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

carga

Trasladar todas las operaciones de carga del aeropuerto de la Ciudad de México al de Santa Lucía, al finalizar el tercer trimestre, representa una estrategia forzada.

 

Luis Sierra, director General de Mas, aerolínea especializada en carga aérea dijo que un traslado exitoso y seguro de las operaciones del AICM al AIFA, funcionará si hay un “piso parejo”, es decir, que toda la operación de carga se realice en un solo aeropuerto.

 

No puede darse en caso de unas operaciones cargueras en la terminal capitalina y otras fuera, atajó.

 

Precisó además que cualquier aeropuerto funciona si se llevan a cabo operaciones equitativas, complementadas por una infraestructura y servicios adecuados.

 

“También es importante que existan en el nuevo sitio, todos los proveedores de servicios necesarios para operar con seguridad y eficiencia. Por ejemplo, los ground handlers; así como los espacios equipados debidamente, destinados a las bodegas”, acotó.

 

A la vez, es importante establecer una colaboración estrecha entre las empresas del sector aeronáutico del país, autoridades y entidades regulatorias, a fin de impulsar la prosperidad de nuestro sector, permitiendo una oferta de servicios accesibles de calidad y el desarrollo regional de nuestra industria.

 

Reasignación forzada

 

Gerardo Herrera Villanueva, académico de negocios de la Universidad Iberoamericana, consideró por su parte que la reasignación de operaciones es una estrategia forzada o de “empuje” que debe cubrir las necesidades de operatividad de las aerolíneas de carga, las charteras, y el tráfico de pasajeros.

 

 “La operatividad en el AIFA desde su inauguración el 21 de marzo, a la fecha ha sido lenta, de acuerdo con los destinos programados”. De Guadalajara a la terminal los vuelos tienen un aforo al 50% de los asientos, mientras un vuelo Santa Lucía-Monterrey van al 72%, dijo.

 

Para superar esta situación, la terminal debe tener un crecimiento orgánico, sin embargo, lo que se aprecia es que se está forzando la demanda. Un pasajero de turismo o de ocio puede abordar en el AIFA, pero un viajero de negocios, verá como única opción el aeropuerto de la Ciudad de México.

 

Al abordar el tema, el capitán Heriberto Salazar Eguiluz, presidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México, consideró que la nueva terminal aérea cuenta con todas las vialidades y accesos para agilizar la entrada y salida de la carga.

 

En el caso de Aeroméxico, que opera carga en la “panza” o interior de los aviones de pasajeros, resulta poco conveniente, hacer una escala en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (IFA), bajar carga, y seguir a Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

 

Se espera que en tres meses la terminal también conocida como Santa Lucía, sume más plataformas de carga, porque actualmente sólo tiene una y, también cuente con más bodegas, así como agencias aduanales bien equipadas, almacenes secos y refrigerados.

 

Las aerolíneas requieren para el movimiento de carga, una infraestructura que permita incrementar operaciones, y cuente con la conectividad para el traslado del personal hacia sus casas.

 

Edna Herrera

Siguenos en

Facebook Twitter