Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Redacción

CDMX. - Un nuevo fantasma recorre los mercados mundiales por la frágil situación del gigante inmobiliario Evergrande que podría caer en moratoria o irse a la quiebra lo que, de acuerdo con analistas, podría provocar que sus tenedores de deuda enfrenten falta de liquidez y se presente una nueva crisis financiera.

Gabriela Siller Pagaza, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, a través de su cuenta de Twitter expuso que la grave crisis provocaría un efecto dominó con las empresas a las que la inmobiliaria china dejaría de pagar los intereses y que podrían enfrentar falta de liquidez.

El mercado podría seguir liquidando activos que considera riesgosos, provocando alzas en el riesgo país, salidas de capitales, alzas en tasa de interés y hasta un freno en la actividad económica real en el mundo.

“Su situación ha provocado una oleada de aversión a los cambios en portafolios de inversión con capitales volando hacia activos, a la par de pérdidas en los índices bursátiles y subidas en tipos de cambio”, detalló Siller Pagaza.

Este 23 de septiembre la compañía deberá pagar los intereses relacionados a su bono con vencimiento en 2022, equivalentes a 83.53 mdd y el 29 de septiembre vence el cupón del bono con vencimiento en 2024, equivalente a 45.17 mdd.

En los últimos años la deuda se incrementó significativamente alcanzando 300 mil mdd  lo que la convierte en una de las desarrolladoras inmobiliarias más endeudadas del mundo, con una razón de deuda sobre capital contable de 491.3 por ciento.

La deuda de Evergrande equivale al 2.04% del PIB de China, la segunda economía más grande del mundo lo que eleva el riesgo de moratoria a nivel sistémico.