Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Daniel Zurita

El conglomerado logístico y operador de terminales portuarias con sede en Veracruz, Grupo CICE, está cumpliendo 30 años como la primera compañía mexicana especializada en servicios portuarios y de comercio exterior, a medida que se ha expandido y diversificado hacia puertos del país y Latinoamérica.

Leoncio Pérez López, el CEO que ha llevado a la organización al éxito, destacó el fortalecimiento de la compañía durante este tiempo, gracias a sus colaboradores, accionistas, clientes, proveedores, competidores y autoridades que han mantenido la confianza en la eficiencia y altos estándares de esta firma 100% mexicana.

En su cuenta de twitter el directivo hizo énfasis en los “30 años de esfuerzo, compromiso y trabajo en equipo de muchísima gente. Un enorme agradecimiento a todos”, dijo.

Pese a los constantes cambios del sector logístico y portuario, en especial por la propagación de la pandemía del Covid-19, los servicios a la carga continuaron a flote, mientras la expansión de la empresa arribó a nuevos destinos.

Uno de ellos lo enmarca el recientemente inicio de operaciones de CICE Tampico, en donde tras la adjudicación de varios muelles, adquirió nuevos equipos de maniobras: 2 remolcadores de patio con capacidad de arrastre de 100 toneladas, 2 roll trailers de 80 y 1 montacargas de 32 toneladas.

El desarrollo del Grupo también se ha enfocado en su sede principal, el puerto de Veracruz, en el desarrollo de una basta integración de maniobras portuarias y transporte terrestre especializado, además de un silo para grandes volúmenes.

Otros servicios que han permitido un fuerte crecimiento es la ampliación de la capacidad para el movimiento de piezas sobredimensionadas de 2.36 toneladas, con destino a la planta panificadora industrial en Toluca, Estado de México.

CICE se ha diversificado en estos años con una flota de autotransporte abarcando un amplio catálogo de materiales y servicios especializados para el movimiento de carga general, contenerizada, agrícola, de minerales, sobredimensionada y materiales peligrosos.

Ahora la empresa está cumpliendo con todas las medidas del Código para la Protección de Buques e Instalaciones Portuarias (PBIP), a fin de salvaguardar la integridad de las operaciones, los trabajadores portuarios, buques mercantes, tripulaciones y las mercancías operadas en los puertos.