Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Siguenos en

Facebook Twitter
suministro

Con la pandemia, las organizaciones aprendieron dos importantes lecciones: contar con una cadena de suministro resiliente y la necesidad de invertir en nuevas tecnologías.

 

Siete de cada 10 ejecutivos de la industria se aseguran de que la cadena de suministro sea resiliente en caso de un cierre global o de restricciones de viajes, reveló el estudio de KPMG International Global manufacturing prospects 2022.The CEO view: Supply chain resiliency helps achieve a twin transformation.

 

La cadena de suministro se posicionó como uno de los principales riesgos del sector, con 25% en el estudio. Le siguen riesgos operacionales (13%), tecnologías emergentes o disruptivas (12%) y riesgos regulatorios (12%).

 

Esta preocupación por la cadena de suministro se relacionada con la gran lección qué dejó la pandemia, siendo necesario invertir en nuevas tecnologías para disminuir la vulnerabilidad y acelerar la recuperación del negocio ante un evento disruptivo de carácter masivo.

 

“La Alta Dirección considera que la mejor manera de mitigar el estrés en la cadena de suministro es ampliar profundamente el monitoreo de la empresa para detectar los cambios antes de que tengan un impacto severo”, acorde al documento.

 

Agregó que, para lograrlo, se requiere de tecnología capaz de rastrear la gran cantidad de transacciones, no solo con proveedores directos, sino de niveles más amplios, por lo que se debe invertir en innovación tecnológica para responder de manera más rápida a los desafíos.

 

De acuerdo con el estudio “Perspectivas de la Alta Dirección en México 2022 Resiliencia ante la incertidumbre”, realizado a 1,383 directivas y directivos de empresas en el país, las organizaciones de manufactura y maquila tienen en mente la innovación para asegurar la permanencia del negocio (72%), incrementar las ventas y la productividad (67%) y desarrollar nuevos productos o servicios (53%).

 

En México se ha presentado la reducción de costos de las tecnologías, lo cual ofrece un mayor retorno de la inversión.

 

La priorización de la innovación y la transformación digital de las cadenas también se constata cuando la Alta Dirección de manufactura asevera que las principales razones por las cuales solicitaron financiamiento han sido para mantener la operación (46%) e incrementar la capacidad operativa en (34%).

 

“Estamos ante un momento único para innovar a favor del cliente, el talento y de las cadenas de valor, por lo que el impulso de la Alta Dirección es un factor clave para materializar estas iniciativas”, refiere el estudio.

 

Edna Herrera