Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Edna Herrera

Organizaciones de transporte de Latinoamérica presentaron a nivel continental, ante cámaras y entidades gubernamentales y empresariales de varios países entre otros México, Brasil y Colombia, una iniciativa dirigida a la expansión del uso del contenedor de 53 pies como una formula que permita incrementar la capacidad de carga multimodal, ante la crisis de los contenedores.

Desde Argentina, la Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS) y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas, convocaron a sumarse a este proyecto que busca propiciar el aumento de productividad logística, la reducción de la huella de carbono y de transformar el tránsito marítimo.

Entre otros beneficios derivados de la estandarizar el contenedor de 53 pies, se ha destacado un descenso de la huella de carbono, menor costo logístico, mayor oferta territorial, una máxima competitividad, tránsito libre y seguro, dominio en registros nacionales de los vehículos automotores, así como la viabilidad de movilizar aun más carga por ferrocarril, camiones y buques portacontenedores.

El contenedor de 53 podría ser más competitivo a bordo de camiones y vagones a su máximo volumen, por lo que se hace necesario extender su habilitación y el tránsito libre a todos los países y regiones del continente americano América, argumentaron las organizaciones.

A través del webcast continental, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González, expresó su interés en que sea posible bajar los costos logísticos en la región con el contendor de 53 pies, que además podría ser una oportunidad para aumentar la carga consolidada de las Pymes.

En representación de la Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), Silvia Sukol, detalló las ventajas técnicas y ambientales de continentalizar el uso intermodal de la caja de 53, dados los ahorros ambientales que podrían representar entre 12 y hasta 33% en la operación.

Los dirigentes empresariales participantes se comprometieron a difundir la propuesta hacia las entidades homólogas del resto de los países de América, que aún no cuentan con habilitación para la circulación de dichos contenedores en camiones.

Esta necesidad surge del hecho que en prácticamente todo Latam, el uso del contenedor de 53 no está estandarizado, apenas Brasil lo incorporó en 2021, mientras que, en México, EE.UU., y Canadá iniciaron tal incorporación en los años 90.

En contraste Jorge Duran, jefe de la Secretaría de la Comisión Interamericana de Puertos (CIP) de la OEA, consideró que existen otras variables a cerca de la complejidad que implicará la utilización de la caja de 53 pies en términos de inversión y equipamiento de puertos y buques.

"Siendo este tema debatido en Latinoamérica, la región en donde muchos de los transportistas apoyan la expansión de ese  contenedor, por las diferentes economías de escala, podría ser viable impulsar su uso de manera intensiva", expresó.