Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Staff

Tras décadas sin una regulación eficiente en la competencia por el transporte marítimo en el caribe, la Secretaría de Marina (Semar), estructuró un nuevo sistema de rutas y rotación de los ferrys que incluyen: Cozumel, Cancún, Isla Mujeres, Calica y otros destinos turísticos, cuyo mercado está valorado en unos 10.5 millones de pasajeros.  

Los principales jugadores Wijet Ferry, Jet Way, Naviera Ultramar y Ultracarga, contarán con reglas claras de operación en las rutas, así como las nuevas navieras que se están perfilando hacia este mercado, como Grupo Xcaret que prevé poner a flote varias embarcaciones.

La intervención de Semar al mercado de ferrys, se dio frente a la urgencia de poner orden en las rotaciones de barcos de pasajeros, “debido a la falta de condiciones de competencia efectiva en el mercado relevante constituido por el servicio de transporte marítimo de pasajeros en la modalidad de ferris”.

Luego de conversaciones que permitieron el compromiso de las navieras con el nuevo esquema de servicios, se determinó dividir el mercado por horas a falta de “sustitutos viables en la demanda ni en la oferta y, además porque los consumidores no disponen de ninguna alternativa al servicio de ferrys existentes”, según el acuerdo administrativo de la dependencia.

La Unidad de Capitanías y Asuntos Marítimos (UNICAPAM), de la Semar tomó como base para ordenar el mercado, una investigación sobre los servicios de transporte marítimo en rutas con origen y destino, realizada por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), cuyo resolutivo aún se encuentra pendiente.

La inacción de la Cofece había generado distorsiones, como monopolio de rutas, falta de competencia y transparencia en las operaciones de las navieras, mientras que propició prácticas indebidas de comercio, principalmente ejercidas por Naviera Ultramar, que mopolizaba Isla Mujeres.

La operación del transporte marítimo de ferrys resultaba totalmente ineficiente con el anterior esquema de salidas y llegadas de las embarcaciones al mismo tiempo, mientras que este acuerdo ofrece certidumbre en un momento en que las navieras comienzan a recuperarse de las pérdidas derivadas de la pandemia del Covid-19, que minaron hasta el 70% de los recursos.

Previo al acuerdo administrativo que fue emitido por la Capitanía del Puerto a nombre de Semar, Unicapam y la navieras realizaron una serie de negociaciones y evaluaciones de las rutas de Cozumel, Cancún, Isla Mujeres y Calica, las cuales son usadas por más de 10 millones 500 mil viajeros al año, una gran parte turismo internacional.

La Autoridad Marítima Nacional estableció ante las navieras que el servicio deberá realizarse de forma permanente, continúa y regular, mientras las operaciones simultáneas quedaron prohibidas.

El nuevo esquema que entró en vigor el 16 de noviembre, fue precedido de un intento de autoregulación de las navieras que habían pactado un formato prácticamente de retracción de la competencia, consistente en navegar un día por línea marítima, debido a la depresión del mercado, lo que prendió los focos rojos a Semar ante el riesgo de dejar sin servicios a millones de personas.