Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Marina

Con una narrativa totalmente distinta frente a la tradicional, el Día de la Marina Nacional, transitó a un enfoque sobre el desarrollo económico de la industria marítima y portuaria.

 

Una de las palabras más mencionadas por los oradores fue: desarrollo, acompañada de otros conceptos como conectividad, rutas comerciales, impacto económico, marina mercante, industria naval, sector marítimo, navieras, movimiento, productos, empresas, entre muchos otros utilizados en la jerga del sector marítimo y portuario.

 

El propio Secretario de Marina, Almirante Rafael Ojeda Durán declaró durante su participación:

 

¡Somos absolutamente un país marítimo; absolutamente una potencia marítima en expansión!”, aseguró al hacer énfasis en las nuevas tareas de la Semar al frente de los puertos y del ala paraestatal del sector.

 

Otro dato que llamó la atención de los presentes, fue la diferenciación que hizo la titular de Puertos y Marina Mercante, Capitana Ana Laura López Bautista, al referirse como “marinos navales” a los miembros de la milicia o de la Armada, mientras que el término de “marinos mercantes” lo atribuyó a quienes están dedicados al área marítima-comercial.

 

La ceremonia que se llevó a cabo en la explanada central de la Secretaria de Marina, en la Ciudad de México, fue convocada para el medio día del 1º de Junio, ante unos 500 invitados distribuidos bajo cuatro toldos a los costados del patio militar.

 

Previo a la ceremonia, arribaron cuatro cuerpos de marinos navales, seguidos de la banda de guerra de Marina, de las escoltas con la bandera de México y, en esta ocasión, de un significativo contingente compuesto por oficiales de Escuelas Náuticas de Veracruz y Tampico, quizá como símbolo de los nuevos tiempos en la Semar, dada las nuevas tareas donde ambas especialidades confluyen.

 

Poco después del mediodía, arribó el presidente Andrés Manuel López Obrador al estrado, situado frente al edificio principal de la Secretaría, acompañado del Almirante Ojeda, así como del Canciller Marcelo Ebrard y de la jefa del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, relajados y a gusto, como quien está en un buen momento.

 

Para abrir boca, un video institucional muy enfocado al sector marítimo y portuario, hizo énfasis en la participación del sector en una gran cantidad de actividades productivas, mientras se fijó el número de puertos y terminales en 118.

 

“Una prioridad del sector marítimo es la educación de excelencia, promoviendo la educación de los marinos mercantes que son referentes para nuestro sector y los mexicanos…”, apuntó el videoclip en referencia a las Escuelas Náuticas.

 

País marítimo

 

Esta vez, sin coronas que lanzar al mar, luego de la protocolaria lectura de la “Evocación a los Marinos”, por la oficial de la Armada Astrid Guadalupe Castillo y del tradicional toque de silencio, el almirante Rafael Ojeda Durán puso en marcha su nueva línea discursiva cuando afirmó que “no se trata de quedarse con una celebración más”, mientras remarcaba las nuevas acciones a cargo de Semar, desde inicios del sexenio, “cuando se optó por reorganizar, cambiar y mejorar a la marina mercante y el entorno marítimo y de los puertos”.

 

En este sentido, reconoció como un factor de unidad la importancia del cuidado al Estado de Derecho en el mar territorial, del ambiente, el aprovechamiento de los recursos naturales y el desarrollo de las rutas comerciales y turísticas, así como el mantenimiento de puertos, dragado, auxilio a la población y salvaguarda de vida humana en el mar.

 

Luego, destacó el centenar de puertos que permiten a México la conectividad con 145 países, entre ellos “las potencias mundiales”, y enfatizó la posición estratégica del territorio nacional como punto de conexión con América del Note y Latinoamérica, así como en las relaciones comerciales con Asia y Europa.

 

Al mismo tiempo, reconoció como parte de este sector a los marinos mercantes, navieros, a los trabajadores turísticos, de la industria naval, pesca y ambientalistas, entre muchos otros, quienes “defendemos el valor del mar y sus recursos”. Y en ese momento, lanzó:

 

“Somos absolutamente un país marítimo, absolutamente, una potencia marítima en expansión”, sostuvo el almirante Rafael Ojeda Durán, notoriamente emocionado.

 

Más adelante hizo hincapié en las nuevas obras a cargo de la Semar, entre las que mencionó el Corredor del Istmo de Tehuantepec (CIIT), la cual calificó como un proyecto de “impacto económico”.

 

El funcionario también se refirió al “sector marítimo como parte de la marina nacional de hoy, que genera oportunidades y beneficios en favor del desarrollo económico, pero con respeto a la historia” del país.

Cambio profundo

 

Más adelante en una larga participación, plagada de su percepción sobre hechos históricos, Andrés Manuel López Obrador, también coronó su mensaje con una perspectiva de corte económico, al expresar que la administración de los puertos a cargo de la Semar representa “un cambio profundo”, no obstante de las resistencias, dijo, “era lo que convenía al interés nacional”.

 

Está a su cargo administrar aduanas en los puertos… el cuidado de instalaciones estratégicas, plataformas petroleras… programas de desarrollo y comercial del Corredor del Istmo de Tehuantepec, la modernización de los puertos Coatzacoalcos y Salina Cruz, las vías del Ferrocarril del Istmo, y de administrar los proyectos de 10 parques industriales para unir el Pacífico con el Atlántico y conectar Asia con la Costa Este de los Estados Unidos, aseguró.

 

El representante del país, además sumó a las tareas de la Semar, el desarrollo turístico de las Islas Marías, la rehabilitación del puerto de Guaymas, el desarrollo y construcción de "una carretera moderna” para conectar el recinto con el estado de Chihuahua, y de tránsito comercial a Estados Unidos.

 

Antes de finalizar López Obrador, reconoció el profesionalismo, lealtad, trabajo y honestidad del almirante Rafael Ojeda Durán, lo que arrancó el único aplauso espontáneo de los presentes frente a un secretario de Marina visiblemente sensibilizado, quien asistió mirando al mandatario haciendo el saludo militar.  

 

Todo avante

 

Y fue antes de López Obrador y de Ojeda Durán, cuando la Capitana Ana Laura López Bautista, titular de Puertos y Marina Mercante, inauguraría los mensajes de estilo económico para el Día de la Marina Nacional, al establecer que dicho festejo tiene como objetivo mantener presente a las instituciones encargadas del desarrollo marítimo.

 

“Marinos navales, marinos mercantes, pescadores, prestadores de servicios turísticos, pilotos de puertos, agencias consignatarias, capitanías, empresas navieras, instituciones de investigación científica y tantos otros…  Todos y todas somos la Marina Nacional y hoy es nuestro día”, enfatizó.

 

“Todo avante sin perder el rumbo”, dijo la funcionaria ante legisladores, funcionarios y secretarios de gabinete, entre quienes también estaban Rocío Nalhe y Andan Augusto López, secretarios de Energía y Gobernación, respectivamente, además del Director de Pemex, Octavio Romero, así como de los presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Olga Sánchez Cordero y Sergio Gutiérrez, en el mismo orden, entre otros funcionarios.

 

En la ceremonia enfocada, indiscutiblemente a la reconfiguración de los campos de actividad de la Semar, ahora en su papel de constructor y desarrollador de obra pública, López Bautista recordó que el año pasado el 1º de junio, en el puerto de Veracruz, se consolidó “la unión entre marinos navales y mercantes con la proa enfilada a un mejor futuro”.

 

Se han logrado avances tras un año de trabajo y queda mucho por navegar para consolidar los objetivos marcados, dijo la capitana ante un sector privado que estuvo casi ausente dado que, los dos principales organismos empresariales que agrupan a navieras nacionales e internacionales, enviaron representantes.

 

Por la Cámara Mexicana de la Industria del Transporte Marítimo (Cameintram), fue el empresario dueño de Naviera Integral, Juan Pablo Vega Arriaga, en representación de su Presidente Raúl Téllez Villagra, mientras por la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac), acudió Tania Erika Martínez Valdés. También estuvo un enviado del presidente de Marinas Turísticas, y otros invitados especiales como Teodoro Zamudio, Director General de la Asociación Mexicana de Remolcadores Marítimos (Asomar), y el Director de la Cameintram, Armando Rodríguez.

 

No traje la lista

 

Al final de su largo discurso, López Obrador sonrió irónicamente y dijo: “no traje la lista”, en referencia a los múltiples proyectos encargados a la Semar, pero acoto: “por el bien de Ustedes ya no voy a seguir”, mientras el sol que abrazaba a cadetes, oficiales, marinos mercantes y navales y el templete de prensa, a pesar de las leves ráfagas de aire fresco que llegaban de vez en vez traídas por el huracán Agatha, que terminaba de pasar por el Golfo de México.

 

Ahí con el sol a plomo también recibieron menciones honoríficas por servicios destacados, el contralmirante Juan Carlos Vega Mijares, así como los Capitanes de Navío, Fragata y Corbeta, Cesar López Luna, Dante Alberto León Alvarez y Eli Villalobos Arias, respectivamente, entre una veintena de marinos navales.

 

Por la Marina Mercante, recibieron Condecoraciones al Mérito, debido a la operación de maniobras arriesgadas y acciones de preservación de la vida humana en el mar, el Capitán Ángel Fernando Cervantes González, así como los Capitanes de Altura Manuel Fernando Gutiérrez Gallardo, Luis Santero Trejo Balderas, Manuel Aceituno Villaseñor, y el Ingeniero Mecánico Naval, Miguel Ángel Aguilar Ibáñez.

 

Ya para las 15:30 horas finalizaba una ceremonia, del 80 Aniversario del Día de la Marina Nacional, donde los viejos discursos sobre la lucha contra la delincuencia, la insistencia sobre la soberanía, de históricos defensores de guerras, comenzaron a ceder el paso a una nueva narrativa y una nueva jerga más actual y menos compleja, discursos más ad hoc para las los aspirantes a marinos navales y mercantes que llenaban las gradas con todas sus expectativas por venir. 

 

Al final del evento, el escenario fue llenado por los marinos mercantes, quienes se tomaban fotos y más fotos, abrazos, sonrisas, felices de celebrar los nuevos tiempos marcados por un nuevo concepto del Día de la Marina Nacional.

 

Gabriel Rodríguez 

 

Siguenos en

Facebook Twitter