Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Siguenos en

Facebook Twitter
Electrificación

La sustentabilidad se ha vuelto clave en la movilidad. Ford como parte de su estrategia de transformación, está por introducir en México su modelo eléctrico más reciente y la versión eléctrica de la van comercial más vendida en EE.UU., el Ford E-Transit.

 

Este vehículo es tan solo una parte de los más de 30 mil millones de dólares de inversión que Ford destinará en electrificación.

 

“Con este modelo, demostramos una vez más que la electrificación en Ford es sinónimo de eficacia, fuerza e innovación”, mencionó Lucien Pinto, director de Mercadotecnia y Ventas en Ford de México.

 

Con los beneficios de la sustentabilidad, la electrificación de Ford E-Transit ofrecerá también claras ventajas en los costos. Ford estima que los gastos de mantenimiento para esta unidad sean aproximadamente 40% menores en comparación a los de unidades con motorización de combustión interna.

 

Lo anterior, debido a que no integra ciertas partes como válvulas o bombas que requieren de un mantenimiento continuo y cambio de fluidos como el aceite, lo que a su vez mejorará el tiempo de actividad y productividad de las empresas al no requerir el reemplazo de las mismas

 

De esta forma, Ford E-Transit llega al país para fortalecer y potenciar a los diferentes tamaños de empresas y negocios de los clientes mexicanos, de manera completamente sustentable, aumentando su rentabilidad, introduciendo tecnologías que aumentarán su productividad y manteniendo la fuerza y capacidad que caracterizan a su ya conocido legado de Vehículos Comerciales de Nacidos Ford, Nacidos Fuertes.

 

Tal y como también es el caso de la nueva generación de Ranger Raptor, que destaca un potente motor V6 de 3.0 litros y un diseño de suspensión de vanguardia, que le permiten realizar asombrosas acrobacias, las cuales quedaron plasmadas en su último video publicado en el canal de YouTube de Ford Europa.

 

Este video muestra a la nueva generación de la pick-up escapando de un avión de carga, deslizándose por debajo y atravesando lodo y agua en un aeródromo. Esta historia rinde homenaje a los anuncios de Ford “The Good, The Bad and The Bas-R-S-E”.