Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Texas

Las inspecciones de Texas, a tractocamiones y autobuses en la frontera de EE.UU. y México, está ocasionando pérdidas por 8 MDD diarios.

 

“Solicitamos a las autoridades de ambos países establecer mesas de diálogo para encontrar acuerdos que no afecten el flujo transfronterizo de mercancías”, pidió la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), vía Twitter, mientras la cancillería dio su respaldo al autotransporte y rechazó la medida.

 

Asimismo, hizo un llamado a Gregory Wayne Abbott, Gobernador de Texas, a retirar las inspecciones individuales de las que están siendo objeto los vehículos de carga en el Puente Pharr, Puente Colombia y El Paso, Texas para evitar un colapso en el comercio internacional transfronterizo.

 

El pasado 6 de abril, el gobernador del estado de Texas, anunció la primera de una posible serie de acciones para asegurar la frontera sur de Estados Unidos, a raíz de la decisión del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de poner fin a las expulsiones migratorias del Título 42.

 

El conflicto con Texas escaló a nivel diplomático, luego de que la tarde del martes, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) fijó su postura y advirtió que esta medida resta competitividad y pérdidas considerables a los comerciantes de ambos países.

 

"La Secretaría de Relaciones Exteriores rechaza esta medida estatal que perjudica de manera importante el flujo comercial entre nuestros dos países”, dijo en un comunicado.

 

En tanto, una Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC (CESITMEC) del Senado de la República, se unió al llamado al Gobierno del estado de Texas para reconsiderar la instrucción, la cual afecta el flujo de bienes e impacta en los precios a los consumidores.

 

“La Comisión Especial del T-MEC externa su profunda preocupación respecto a las afectaciones al comercio binacional producto de las nuevas medidas de seguridad fronteriza que el Gobierno de Texas ha impuesto a camiones que ingresan desde México”, refirió en un comunicado.

 

“Los autotransportistas de carga no nos negamos a las inspecciones orgánicas de las que son objeto los vehículos y las mercancías. Sin embargo, solicitamos respetuosamente que se respete el marco jurídico de los asuntos comerciales internacionales existentes en el marco del T-MEC para evitar efectos negativos en las industrias y la población de una región que moviliza más del 30% del valor comercial global”, expresó la Canacar.

 

La Cámara aseguró que las empresas y los vehículos de carga cumplen con un riguroso esquema de inspecciones y certificaciones que garantizan la sanidad y seguridad del cruce transfronterizo de las mercancías, antes y durante el paso por las aduanas.

 

Según datos de la SRE, tan solo en el 2021, México se posicionó como el principal socio comercial y destino de exportaciones de Texas, con un flujo comercial entre ambos de 442 mil millones de dólares aproximadamente.

 

Como parte de estas medidas tomadas por Texas, las autoridades correspondientes del transporte de estado, han detenido e inspeccionado todas las unidades argumentando medidas de control migratorio y seguridad fronteriza para prevenir el trasiego ilegal de migrantes y drogas.

 

Hasta el 11 de abril había retrasos de hasta 20 horas en el cruce de camiones de carga y la caída de más del 70% en el flujo comercial.

 

Según estimaciones de la Canacar, el Puente Pharr despachaba hasta 3 mil camiones por día, para un aproximado de 18 mil unidades por semana. A partir de las inspecciones en Texas, apenas se despachan entre 500 y 700 camiones cotidianamente.

 

“Las pérdidas económicas por los retrasos en el flujo comercial transfronterizo se calculan en 8 millones de dólares por día, afectando principalmente a la industria maquiladora, automotriz, de tecnología y perecederos, entre otras”, expuso en un comunicado.

 

Dinorah Becerril

Siguenos en

Facebook Twitter