Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Daniel Zurita

El mercado camiones usados de importación, conocido como compra de “vehículos chatarra”, impulsado por la apertura de fronteras aprobada por gobierno, ha seguido creciendo exponencialmente para ubicarse ya hasta en un 15.7%, de enero-octubre de 2021, colocándose como el año de más ingreso de unidades de rehúso al país desde 2014.

Las cifras hasta el décimo mes del año, estimadas por los fabricantes de camiones originales, indican una entrada de 9 mil 153 unidades, con respecto a los 7 mil 913 en el mismo lapso de 2020, superando las expectativas del sector.

De acuerdo a Miguel Elizalde, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), dicho crecimiento en 2021, fue uno de los mayores registrados desde 2014.

“Esta cifra ha crecido casi tres veces en comparación con el periodo 2019 a 2020, cuando alcanzó un incremento del 4.2 %. De esta forma se puede concluir que la importación de vehículos chatarra se ha incrementado recientemente”, explicó el directivo.

Lo anterior, fue apoyado por un aumento de 5.3% durante octubre de 2021, con mil 037 vehículos pesados usados importados, frente a las 985 unidades registradas en el mismo mes del 20-20, es decir un crecimiento del 15% equivalente a 645 tractocamiones que entraron al país, frente a los 561 del 2019.

Elizalde alertó contra la importación desmedida de vehículos chatarra debido a que no cumplen los estándares para circular en los EE.UU., por lo cual son desechados debido a los riesgos que representan en términos de seguridad vial e impacto al medio ambiente.

Por ello reiteró el llamado de la industria a tener en México un sistema normativo y de supervisión robusto que se cumpla con altos estándares de seguridad, para que no circulen vehículos de desecho de otros países.