Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Daniel Zurita

El autotransporte de carga podría ser uno de los modos de transporte más golpeados por la nueva Carta Porte, cuyo periodo de prueba inicia el próximo primero de diciembre en medio de acusaciones por parte de los industriales de la carga, sobre las deficiencias e imprecisiones del documento creado por el gobierno y que incluso podría incentivar a la ilegalidad.

Francisco Kim, Vicepresidente de la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP), señaló que la implementación de un “complemento fiscal” está desatando nuevas necesidades porque, “significa un reto de comunicación entre todos los socios de la cadena de suministro”, ya que no solo es la responsabilidad de una empresa o una organización, es un trabajo colaborativo.

En el marco del “21 Foro Nacional del Transporte de Mercancías”, mediante una infografía básica del CFDI (un formato que es parte de la carta), el directivo quien también representa a la Fábrica de Jabón La Corona, apuntó que aún existen puntos ciegos respecto al documento.

En el panel donde Kim estuvo acompañado por un grupo de expertos, coincidieron en que pueden esperarse muchas otras secuelas deprendidas de la implementación de la Carta, desde sanciones económicas, el espoleo de acciones de ilegalidad y, la falta de preparación de los actores logísticos frente a las acciones del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Se busca “concientizar y sensibilizar a la autoridad (SAT) de lo que significa este cambio”, indicó el dirigente empresarial, sobre los nuevos estándares de la Carta Porte creados por el gobierno de López Obrador, que sustituye el modelo del pasado como documento que ampara el tránsito de la carga y sus impuestos.

El fiscalista Miguel Hernández Yescas precisó por su parte que el primero de diciembre iniciará el mes de prueba sobre el traslado la tenencia y estancia de la carga dentro del territorio nacional con efectos sobre todos los modos de transporte: terrestre, marítimo, aéreo y ferroviario.

El documento será clave, porque la falta de éste durante el traslado de carga, evidentemente, puede derivar en altas multas pecuniarias, dijo.

En su oportunidad Brenda Ángeles, Asesora Jurídica de Casa Aduana apuntó que las empresas y asociaciones deberán revisar cuidadosamente cada documento de la Carta, pues aún existen dudas en muchos de los supuestos, es especial en cuanto al comercio exterior.

Luego sostuvo que “el mal llenado del complemento”, podría ser considerarlo por la autoridad tributaria como un delito y/o falta de transparencia fiscal y, por tal motivo representa uno de los grandes retos, incluso durante el periodo de prueba lo que debería resolverse antes de 2022.

Al mismo tiempo Patricia Vizcaya, Directora Jurídica de la ANTP afirmó que la obligación del SAT es aclarar las dudas que tenga la industria, además de aclarar cada uno de los rubros de los distintos modos de transporte.

Luego hizo énfasis en que el tiempo ofrecido por las autoridades fiscales es demasiado corto para la adaptación de la industria del autotransporte a los nuevos estándares de documentación de la carga, “porque será un mes antes y uno después del manejo de las mercancías”, lo que resulta un periodo insuficiente.