Info-Transportes

Colaboramos con un sector estratégico para el país.

Es un hecho que la comida mexicana está conformada por un sinfín de platillos que se han vuelto icónicos y que están presentes en las mesas de las familias de nuestro país desde hace mucho tiempo.

Uno de ellos es el pan de elote, fruto de la rica mezcla que se originó con la llegada de los españoles a nuestro territorio. Es un postre criollo, elaborado con ingredientes nativos de México, pero con una técnica europea. Se empezó a elaborar en la época virreinal, cuando la repostería ibérica se vio enriquecida con los ingredientes del nuevo mundo. Su sabor es bastante natural y dulce, con una textura esponjosa y de color amarillento por dentro con una tonalidad más oscura por fuera.  

Lo sencillo de su preparación ha resultado en que la receta haya cambiado muy poco desde hace siglos hasta la actualidad. Carbonell, otro producto de las tradiciones culinarias españolas que se han arraigado en México, te comparte una receta para darle un delicioso toque a este platillo. 

Los ingredientes necesarios son: 

  • 5 elotes desgranados (más o menos 3 tazas) 
  • 1 taza de harina todo uso 
  • 4 huevos 
  • 2 cucharadas de polvo para hornear 
  • 1 taza de Carbonell Toque de Oliva 
  • 1 taza de azúcar 

Este es su método de preparación: 

  • Precalentar el horno a 350º. 
  • Engrasa un molde para pan de 9 pulgadas. Reserva. 
  • Licuar los elotes, huevos y la taza de Aceite Toque de Oliva, vacía a un recipiente. 
  • En otro recipiente seco, cierne la harina, el polvo para hornear y azúcar. 
  • Agrega los ingredientes secos a la mezcla de elotes, y bate hasta que todo se integre completamente. 
  • Vacía en el molde previamente engrasado y hornea durante 1 hora. 
  • Cuando esté listo, apaga el horno y saca el pan, deja enfriar antes de desmoldar. 
  • Rebana y sirve. 

¡Disfrútalo en familia con tu bebida caliente favorita!  

Visita https://carbonell.mx/es/recetas-de-cocina para encontrar esta y muchas recetas más.